Cambridge Analytica

Informes de algunos medios de comunicación aseguraron que la empresa Cambridge Analytica había obtenido datos de 87 millones de usuarios de la red social más conocida, Facebook.

Los datos obtenidos fueron recolectados por “Aleksandr Kogan”, utilizando una aplicación llamada “thisisyourdigitallife” que ofrecía una prueba de personalidad. Los usuarios que utilizaron la aplicación daban permiso para recopilar datos sobre amigos, sus gustos e incluso su ubicación.

Dicha empresa recopiló la información para desarrollar herramientas de creación de perfiles que, según afirmó, podían adaptar anuncios políticos según la personalidad de los usuarios.

Los informes sugieren que estos métodos podrían no haberse usado realmente en las elecciones estadounidenses de 2016. Sin embargo, se le ha cuestionado a Facebook lo siguiente: ¿Cuántos otros investigadores tenían acceso a esta información?

Esta no es la primera vez que las protecciones de Facebook para sus usuarios han sido cuestionadas. Según varias fuentes, en enero de 2012, a algunas personas se les permitió experimentar el manipular lo que 700 mil usuarios de Facebook vieron cuando iniciaron sesión. El objetivo de dicho estudio era evaluar las reacciones emocionales, es decir, la idea en si es que si mostraban cosas tristes, te ibas a poner triste, y si se mostraban cosas felices, estarías más feliz. El estudio, publicado en 2014, casi inmediatamente levantó un escándalo, aunque había sido algo legal pudo no haber sido ético.

El uso no autorizado de los datos es malo, Cambridge Analytica sugiere que saber lo que le gusta a alguien en Facebook es suficiente para transformar las elecciones. “Recopilar datos de Facebook para predecir la personalidad y luego usar eso para elaborar un mensaje que influya en una elección es un proceso muy complicado”, dice Eitan Hersh.

Después de algunos días, Zuckerberg rompió el silencio con un post en su página, reconociendo que su empresa Facebook había cometido errores con la información de los usuarios. “Tenemos la responsabilidad de proteger sus datos, si no podemos, entonces no merecemos servirlos”.

Zuckerberg prometió que se iba a realizar una investigación y una auditoría completa de las aplicaciones que muestren comportamientos sospechosos y prohibir a todos los desarrolladores abstenerse de las auditorías. Aunado a esto, Zuckerberg planea restringir la cantidad de acceso que tienen las aplicaciones a tu información, limitando la información que le da a las aplicaciones como son nombre, foto y dirección de correo electrónico.

Hasta hace unos días no era posible saber si tus datos fueron obtenidos por Cambridge Analytica, sin embargo ya se puede saber:

El primer método para consultarlo es iniciando sesión en tu cuenta de Facebook en web y en tu dispositivo móvil; si fuiste afectado aparecerá una notificación.

El segundo método es acceder a un enlace con el que Facebook responde directamente a si se ha compartido o no tu información.

CONCLUSIÓN

Tras esta información seguramente te preguntarás ¿Y qué pasa con mis datos? ¿Qué hago?

Si tu información fue compartida, lo que debes hacer es contactar a los desarrolladores de dicha aplicación para que la información sea borrada, ya que incluso si borras tu cuenta definitivamente de Facebook o eliminas las aplicaciones que estén conectadas a tu perfil, éstas aún tendrán acceso a la información que recolectaron anteriormente.

2018-04-30T10:27:04-06:00